La luz que nos embellece

Uno de lo mayores avances de la estética a día de hoy ha sido gracias a la tecnología de la luz. Y digo luz, en el más amplio sentido de la palabra, ya que incluyo sistemas de fotodepilación y fototerapia.
La FOTODEPILACION por definición, es la eliminación del vello a través de sistemas de luz. Aunque el término fotodepilación se ha asociado a sistemas de Luz Pulsada Intensa (IPL), que son diferentes a los equipos de Láser, en MQB utilizamos el concepto amplio de fotodepilación, eliminamos el vello a través de la LUZ, ya sea LASER o IPL.
Pero ¿cuál es el mejor equipo para depilar?
Esta es una pregunta que nos hacéis a la hora de decidir haceros un tratamiento de depilación permanente. Una vez más, el tratamiento de depilación permanente debe ser personalizado. La mejor tecnología es la más eficaz en cada caso. Así, es normal que apliquemos diferentes tecnologías de láser y IPL en un mismo tratamiento, dependiendo de la piel y del pelo de cada sesión.
Para ello, en MQB contamos con diferentes tecnologías que nos permiten garantizar la eficacia de tu tratamiento:
LÁSER DE DIODO: Maravillosa tecnología para depilar ya que por su longitud de onda fija(810 nm), es el láser que elimina el vello a más fototipos de piel, incluyendo las pieles morenas y es válido para el vello grueso y negro, además de permitir depilar en pieles bronceadas. Con los avances tecnológicos, este láser ha ido mejorando sustancialmente, con lo que ya es prácticamente indoloro y las sesiones son rápidas.
LÁSER ALEJANDRITA: El láser alejandrita con una longitud de onda fija de 755nm, nos permite depilar todo tipo de pelo, sea grueso, mediano o fino, pero sólamente en pieles blancas (fototipos I y II).
LUZ PULSADA INTENSA(IPL en inglés): La diferencia ESENCIAL de la luz pulsada es que emite una luz mixta en la que los fotones viajan a múltiples longitudes de onda, desde los 590nm hasta los 1200nm.Así los equipos de IPL son muy versátiles,gracias a la gran cantidad de tipos de luz que podemos emplear. Así, en muchos casos puede resultar más eficaz que la tecnología láser, sobre todo si estamos tratando ya un pelo residual…